1-En el Acto Oficial del Pregón el Señor Alcalde, con la excusa de que no tiene oportunidad de dirigirse a los vecinos de manera habitual, aprovechó una vez más para dar su “mitin”. Se dedicó a pedir que seamos buenos, limpios, ordenados, etc., etc. Vamos: que nos trató como a niños de colegio. Si las calles están sucias, si los parques presentan un aspecto lamentable, si los jardines se llenan de hierbas no es responsabilidad de los vecinos. De acuerdo que todos debemos ser más cívicos pero que no cargue contra los ciudadanos para justificar su ineficacia a la hora de mantener a Almagro limpio y en orden como se merece. Y eso de que no tiene oportunidad de dirigirse a los vecinos suena a chiste ¿Vamos a tener que enseñarle cómo hacerlo? ¿Vamos a tener que decirle en qué consiste un “Bando”? ¿Por qué no utiliza los medios a su alcance (radio municipal, web, Gabinete de prensa) para esos menesteres? Lamentable asistir una vez más, en un acto solemne como el del Pregón de Ferias, a los mítines del señor Alcalde.

2-Lamentale el aspecto que presentaba la Plaza de Toros en los dos festejos celebrados. Nunca hemos visto menos público en sus gradas. Los carteles no es que fueran para tirar cohetes pero, dadas las actuales circunstancias, eran aceptables cuando menos. Lo que queremos denunciar es la falta absoluta de promoción. Y es en la labor de promoción donde el Ayuntamiento puede ayudar a la empresa. Mientras que vemos como pueblos como Daimiel, Manzanares, Alcázar de San Juan, etc. inundan de cuñas los medios de comunicación en Almagro silencio. Si de verdad creemos en la Fiesta hay que apoyarla con los medios a nuestro alcance y no dejar toda la responsabilidad en manos de la empresa. Recordemos que en España es un Bien Cultural y como tal deben tratarla las administraciones públicas, les guste o no.

3-Y por último, nos queremos referir a los chozos, esa centenaria tradición que hace singular a la Feria de Almagro. El chozo es un lugar de encuentro, es un sitio en el que se come, se merienda, se cena, se bebe y se ríe. Es el lugar al que pueden acudir familias enteras a disfrutar del Recinto Ferial. Pero venimos asistiendo en los últimos años a un cambio de costumbres, cada vez más son un “chiringuito de copas” y menos un chozo. En ese afán del Alcalde de no enfrentarse con nadie viene haciendo la vista gorda y dejando que cada uno campe por sus respetos. En tiempos del PP se impusieron unos horarios y un volumen de la música para conseguir que ambos tipos de chozos pudieran convivir. Es más: pensamos en crear una zona para jóvenes para que el ocio de las familias no se viera perturbado con el más “actual”, pero al ocupar el Sr. Reina la Alcaldía ha ido dejando que el ambiente se vaya enrareciendo sin hacer nada. Muchos han sido los ciudadanos que ha mostrado sus quejas, incluso ha habido una campaña en las redes sociales demandando distintos espacios o algún tipo de solución. El Alcalde ni ha estado ni se le ha esperado una vez más. Desde el Partido Popular proponemos estudiar a fondo la situación para que nuestra Feria siga siendo un atractivo al que acudan gentes de toda la Provincia como siempre lo han hecho.

En resumen: La Feria 2018 ha pasado sin pena ni gloria, con más sombras que luces y será recordada por la utilización que hace el Alcalde para sus intereses, la desgana demostrada en la Concejalía de Festejos y el no escuchar las demandas de los vecinos que son, en definitiva, los que deben mandar en sus Ferias.”